martes, 26 de febrero de 2013

Consejos sobre Fotografía Callejera

La Fotografía callejera es un género único y con mucha controversia. La fotografía callejera es una forma artística donde el fotógrafo captura la humanidad de manera realista, en sus momentos cándidos. Sin flash, sin estudio, sin preparación.

Sin ella, no tendríamos un testimonio de la humanidad como el que tenemos del último siglo, y sin embargo, a ninguno nos gusta que nos fotografíen por sorpresa mientras andamos por la calle...

Lo que hace la fotografía callejera algo "difícil" es tener que sacar una cámara, aproximarse a un individuo, entrar en su espacio (aunque sea por un breve instante) y disparar.

Así que si piensas hacerlo, Jason D. Little y otros nos cuentan cosas que debemos y que no debemos hacer, y aquí lo hemos compilado y adaptado un poco al público español:


Brother’s Keeper by jDevaun, on Flickr


Lo que SI:

  • Conoce las leyes - Es importante conocer la ley local. En España podemos fotografiar todo lo que está en la calle, excepto Documentos Oficiales (DNI, Placas de Identificación), interiores sin permiso (incluidos escaparates) y, recomendamos encarecidamente, olvidarnos de fotografiar niños. De verdad, olvidaos de los niños (además,  no tienen ningún mérito porque siempre quedan bien)
  • Practica un buen juicio y tu educación: "Que puedas no significa que debas". Nunca hagas una foto que pueda perjudicar a alguien. Una pareja cogida de la mano puede resultarte bonito, pero a la mujer de el igual no tanto (divorcio, niños con la infancia rota, etc) (no, no es una tontería: tienes una responsabilidad)
  • Dispara en focales de 35 o 50. (24 en una cámara de sensor recortado es perfecto). No estas fotografiando pájaros, así que no vayas por ahí con teleobjetivo. Un angular te permitirá acercarte y sacar suficiente escenario como para contextualizar. Si piensas usar un tele, dedícate a otra cosa (además, hay un término para los cobardes que usan teleobjetivo: paparazzis)
  • Mézclate. Usa una cámara pequeña (mirrorless es incluso más parecida a la de H. Cartier Bresson) y mézclate. El fotografo de calle está entre la gente, no escondido detrás de un coche.
  • Mira sin cámara. Abre los ojos, porque la vida está pasando justo delante de ti.



Lo que NO:

  • Llevar un equipo visible: Tapa tus logos, lleva una cámara pequeña. Cuando vemos a alguien con un equipazo enorme por las calles y un 70-200, sabemos 2 cosas: tiene dinero y NO es fotógrafo. El equipazo lo guardamos en el estudio, pero no para la calle (hay que ser osado y un pelín tonto para llevar el gran monstruo blanco 70-200 por las calles del barrio chino de Barcelona. Ya lo usarás cuando hagas safaris en África)
  • Usar la cámara como arma. No ataques a la gente o los hagas sentir incómodos. Sutileza
  • No te obsesiones con los parámetros de la cámara: de hecho, muchos recomiendan: prioridad de apertura (Av o A), ISO automático limitado y con incrementos de 100, 200, 400, 800, 1600, 3200, y usar f4 a f5-6 para retrato, y jugar con el resto. Cámara siempre encendida. Siempre. Colgada de un lateral, logos tapados con cinta aislante, y sin bolsa.

Ruben Serra Viusa