lunes, 18 de noviembre de 2013

Dominando la Creatividad

Werner Kirt y Ulrich Diekmeyer: “Todo hombre es creativo. Pero muchas veces hace falta valor y certera visión de las posibles soluciones, para desarrollar la creatividad”
Hay mucha gente que cree que la creatividad es innata. Es decir: creen que hay personas creativas porque han nacido así, con un don. Otras que no lo tienen.

Es cierto que la creatividad  es innata: todos la tenemos cuando nacemos. Pero en cantidades iguales. Lo que sucede, es que perdemos creatividad a medida que nos hacemos mayores. El miedo al fracaso y nuestro foco en nuestros problemas más cotidianos hacen que entrenemos mucho más nuestro hemisferio izquierdo (el que se ocupa de las palabras, la lógica, los números, las listas, los itinerarios y las secuencias) que nuestro hemisferio derecho: el que controla el ritmo, la sensación de espacio, el color, la imaginación, nuestras dimensiones y concepción del tamaño.


¿Que sucederia si de repente, nuestro hemisferio izquierdo, tan lógico y lineal, se callara un rato? Si pudiéramos controlar esa voz que nos dice: "esto que estás intentando ya lo han hecho antes" o "harás el ridículo", o "no le gustará a mi jefe/profe etc"?

Esto es lo que le sucedió a Jill Bolte Taylor, una neurobióloga que tuvo una ambolia cerebral del hemisferio izquierdo, (con la ventaja, que ella supo lo que le sucedía porque investiga ese tipo de cosas.


Nuestro hemisferio derecho suele estar bastante subyugado por nuestro potente lado izquierdo. Pero se puede, gracias a ciertos ejercicios, desarrollar las habilidad para entrenar nuestro lado derecho, y nuestras capacidades, por tanto, para crear.

Pero antes de comenzar el proceso de entrenar nuestra mente, es importante tener las siguientes cosas claras.

1. El que más crea es el que más conoce. Colecciona piezas.


Imaginemos que le damos un par de piezas de lego a un niño. No podrá crear demasiadas cosas con ellas ¿verdad?. Pero si le damos un gran barril de piezas de lego, tendrá muchas más posibilidades de crear algo. Por otro lado, ya que el niño tiene menos conocimiento del mundo, solo intentará recrear las pocas cosas que conoce, o , jugando a la combinatoria, probar por azar tal pieza con tal otra. Lo ideal, seria tener la "información" de un adulto, la imaginación del niño, y todas las piezas de lego.

Es imposible crear en el ámbito de la música si uno no es melómano. No se pueden crear imágenes (del tipo que sean) sin ver y probar muchas imágenes.

Coincidiréis que si algo os gusta, lo consumís, y por tanto, tenéis mucha información en vuestras cabezas. Pero a veces, nos hacen falta más piezas de lego. Y hay que forzarse a buscarlas para mejorar. Después de tantos años de docencia, tengo claro que mis mejores alumnos de fotografía son aquellos que me dicen "he visto tal fotógrafo en internet que no conocía, y me dieron las tantas mirando su obra"



2. Todo esta hecho. Pero nadie lo ha hecho como tú.

El principal freno a cualquier tipo de creación es pensar que no es original.  Bueno, Aristóteles y Eurípides ya dijeron, antes de nuestra era, que ya no quedaban historias originales por contar. Y puede que sea cierto: la mayoría de relatos cuentan con un "esqueleto" común. Pero lo que importa aquí es como desarrollamos nuestra idea, en una manera que no ha hecho nadie aun, o simplemente tal y como nosotros la sentimos. Os puedo asegurar que si le doy el mismo guión a 10 alumnos de cine diferentes, aparecerán 10 versiones diferentes.


Hay que entender que la mayoría de las creaciones que la gente realiza son sobre creaciones anteriores, y sobre cosas que han visto. Supongamos los dioses egipcios: Cabezas de chacal y cabezas de halcón... Ninguno con cabeza de canguro, porque ningún egipcio vio jamás un canguro. No puedes inventar sobre algo que no has visto. Imaginemos el monstruo mas monstruoso que podáis. Seguro que tiene partes reconocibles (tentáculos, garras, hierros) que se juntan en algún tipo de masa y se combinan de la manera que creéis más original en el mundo. Lo único que habéis hecho es usar las piezas de lego que ya conocéis. Eso no es malo. Es lo que sucede.

Muchos artistas han intentado superar este problema con combinatoria (música aleatoria, música fractal, etc), pero el resultado siempre es menos satisfactorio que cuando el artista pone su alma en ello.



3. Ser creador o creativo no te hace mejor ni peor que los demás.

No necesitamos tratar a los artistas con más o menos respeto que a los camareros, médicos o artesanos (dejo de lado abogados y políticos por razones sociales) Pero el hecho que en nuestra sociedad se ve al "autor" como algo más meritorio, pone presión innecesaria en los creativos. Cuando un mecánico de coches no puede reparar un auto, se informa, lucha por aprender del problema, y se va a su casa con su familia. Cuando un artista no consigue crear lo que el quiere, se frustra. De verdad, hay mas suicidios entre artistas que entre mecánicos. ¿Por qué? Por la presión que se pone sobre ellos. Ir por ahí diciendo "soy artista" puede que te sirva para ligar. Pero no te creas que mereces más admiración que cualquier otro profesional. Además, quitarse esa presión es bueno para la creatividad.
En la antigua Grecia, no creían que el artista hiciera nada especia: creían que tenias un "genio" (un duende) que te inspiraba escondido en algún lugar de la casa, con lo que si eras bueno, el mérito era de tu "genio"! Si eras malo, la culpa no era tuya del todo... es que tu "genio" no funcionaba.

¿No creéis que esta liberación de la presión es muy buena para la creatividad?

4. Todos somos creativos. Todos podemos serlo

La creatividad se puede recuperar y se puede entrenar. De muchas maneras. Los estudios de publicidad ya hace tiempo que prueban "técnicas de pensamiento lateral" para tener diferentes ideas y romper la forma lineal y ordenada de nuestro lado izquierdo, y despertar un poco el lado derecho

Además estas técnicas se adaptan al tipo de pensamiento de cada persona, con lo que hay técnicas diferentes para cerebros diferentes.

PUEDES APRENDER TODAS ESTAS TÉCNICAS EN EL CURSO DE PENSAMIENTO CREATIVO EN FILMOSOFÍA, GRANADA Y MÁLAGA.
ESCRIBE A
AULA@FILMOSOFIA.COM 
O LLAMA AL 
958373030