martes, 9 de abril de 2013

Desde el Set de Caníbal

Cartel de Caníbal, de M. Martín Cuenca
El dia 8 de Abril 2013, se termina el Granada el rodaje de la película Caníbal, del Manuel Martín Cuenca.

Gracias a la generosidad de Eva Valiño, la sonidista de la película, que ha invitado a los alumnos de Filmosofía al rodaje, hemos podido conocer al equipo de rodaje, que ha compartido las curiosidades del proceso y los detalles técnicos con nosotros.

Pau Esteve, el cinematógrafo de la película (y ganador de un premio de cinematografía en Sundance),  compartió algunos detalles técnicos muy interesantes con nosotros:

Algunas cosas de cámara

La película se ha rodado en Arri Alexa, pero para poder conseguir la mayor resolución de ArriRaw con resolución real y espacio de color real de 4:4:4, han usado el GEMINI,  un grabador de Raw que cabe casi en la palma de la mano. y que incorpora un monitor de excelente calidad.

Grabador Raw GEMINI 4:4:4
La razón para usar este complemento es que el sensor de la Arri Alexa es muy capaz de proporcionar un RAW enorme pero de mucha calidad, no obstante, para obtener 444 en la Alexa deberíamos grabar con compresión ProRes.

El Arri Raw recogido a traves de cables BNC en la grabadora tiene mucho más detalle (aunque, naturalmente, los archivos pesan muchísimo más)

Pau también nos ha comentado que han estado rodando con lentes anamórficas. Este formato, proporciona un "alargamiento" del encuadre hasta que cabe una pantalla de 2:35 en un cuadrado de 3:4.

La decisión de usar anamórficas es, habitualmente, estilística. Al igual que la decisión de rodar casi toda la película en 50mm (que en anamórfico puede equivaler a unos 35mm)



Sobre el Sonido:

Me quedo con una cosa que hace que tenga aun más ganas de ver la película: tuvimos la suerte de estar en las emotivas despedidas del equipo de rodaje y del actor Antonio de la Torre (Los amantes pasajeros, Grupo 7, Volver, Gordos, Balada triste de trompeta) 

Nos emociono ver el buen rollo que hay, la integración del actor como un miembro más del equipo de rodaje,  pero sobre todo, el reconocimiento de todo el equipo al sonido, en igualdad de importancia que la imagen. A ver si desterramos ya ese estilo anglosajón de rodaje de sonido en el cual el pertiguista es una molestia necesaria, y se implanta este estilo europeo donde el sonido tiene planos sonoros, y donde un director le da importancia a lo que es, sin duda, la mitad de la experiencia audiovisual.

Desde aquí dar un beso muy fuerte a todos los del equipo y en especial a Eva por su cariño y generosidad.